El proyecto para desdoblar la vía de Rodalies R3, un plan a largo plazo para incrementar las frecuencias de los trenes y dar más fiabilidad al servicio que va de Hospitalet de Llobregat a Puigcerdà pasando por Vic, sumará este otoño un nuevo capítulo, con importantes afectaciones para los pasajeros. La circulación entre Parets del Vallès y La Garriga estará cortada entre este 12 de octubre y la segunda quincena de enero para acometer los trabajos de instalar la doble vía en las estaciones entre estos dos puntos, y modernizar las mismas. Un segundo corte se llevará a cabo a partir del verano del año que viene para terminar de desdoblar la vía en los 18 kilómetros que unen estas estaciones, y para llevar a cabo otras actuaciones. En total, la inversión prevista es de 155 millones de euros. La interrupción de la circulación afectará a unos 12.000 usuarios al día, para los que Renfe ha preparado un sistema alternativo de transporte con autobuses.

El desdoblamiento de la vía de la R3 entre Barcelona y Vic es una de las reivindicaciones históricas en cuanto a la red de Rodalies, que permitiría rebajar el tiempo de viaje, y fuentes de Renfe apuntan que la actuación que se inicia ahora es “necesaria” para acercarse a este objetivo. “Una duplicación de vía permitirá colocar más trenes, significará una mejora en las frecuencias y el tiempo de los recorridos, y permitirá también recuperar tiempo en caso de incidencia”, apuntan fuentes del organismo. Aunque todas las ventajas de una línea completamente desdoblada no se verán hasta mucho más adelante (en Vic Sud ya avanzan las obras para la doble vía en la estación, y el tramo entre Centelles y Vic está en fase de redacción, pero aún faltarán las actuaciones en Montcada y en todas las demás estaciones y vías), al menos cuando finalicen las obras en este tramo entre Parets y La Garriga ya se podrán empezar a percibir las mejoras.

Las obras para este tramo finalizarán completamente en 2026, pero irán por fases. A partir de este 12 de octubre empezará un corte de circulación, que de hecho en las primeras semanas se efectuará entre la estación de Mollet Santa Rosa y La Garriga, y que y a partir de noviembre solo afectará entre Parets del Vallès y La Garriga (afectando también a las estaciones intermedias de Granollers-Canovelles y Les Franqueses del Vallès). Este primer corte servirá para desdoblar la vía en estas estaciones —actuando sobre la vía, la catenaria y la señalización—, para colocar los marcos prefabricados que darán lugar al futuro paso inferior de vehículos en La Garriga, y para llevar a cabo trabajos en 20 estructuras más en estas estaciones, como por ejemplo muros o andenes. El verano que viene empezará otro corte para desdoblar la vía en todo el trazado que queda (18 kilómetros) entre estas dos estaciones, y la previsión de la puesta en marcha de esta doble vía es finales de 2025. La última actuación de estas obras es la puesta en servicio de la nueva estación de Parets del Vallès, que será en 2026.

Así, en el corte que empieza este otoño el tren desde Barcelona llegará hasta Mollet Santa Rosa (en noviembre ya llegará hasta Parets del Vallès) y volverá a estar operativo en Figaró. Los afectados, unos 12.000 usuarios al día, tendrán varias alternativas de transporte. Primero, Renfe ampliará la frecuencia entre Hospitalet de Llobregat y Mollet Santa Rosa (en octubre) y Parets del Vallès (a partir de noviembre), hasta los 30 minutos, y en fin de semana y festivos se sumarán siete trenes a esta línea. El horario de finalización del servicio de tren se ampliará en 70 minutos para garantizar que se puedan realizar todas las conexiones con el servicio de bus. En el tren entre Figaró y La Tor de Querol también se ampliará el servicio unos 60 minutos al final de la jornada.

Por otro lado, Renfe ofrecerá servicio alternativo de autobús. Uno cubrirá el tramo afectado entre Mollet (luego desde Parets) y Centelles (el servicio termina en Centelles por la mejor operativa de bus en esta estación), y habrá un servicio directo entre las dos estaciones, o bien uno con parada intermedia. Este autobús estará en servicio cada 30 minutos entre las 5.00 horas y las 01.15 horas. El otro servicio de bus será uno directo entre Centelles y Barcelona-La Sagrera y viceversa, en las horas punta de lunes a viernes (de seis a nueve de la mañana, y de cuatro a nueve de la tarde) y cada 30 minutos. “En tren se llegará hasta el Figaró, pero quien quiera coger uno de los autobuses, tendrá que bajar en Centelles”, recuerdan fuentes de Renfe.

Renfe empezará ahora una campaña de información y comunicación para avisar sobre las afectaciones de este corte y sobre las alternativas de transporte, y aunque admiten que puede haber dificultades en los primeros días y el tiempo de viaje inevitablemente aumentará, apuntan que con los días la situación se normalizará y los usuarios adaptarán sus hábitos.

Emergencias Zello

C/Alvarez de Castro, 19 1-2, Mollet del Vallès, 08100 (Barcelona)

error: El contenido está protegido
Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué puedo ayudarte?